Duela caliente, un rico pedazo de papel.

By -

LeBron Jmaes silenció las criticas y los pronósticos de muchos “analistas”, por desgracia, incluyendo hasta un servidor. Si tuviera en mis manos el articulo donde mencioné ello, no tendría otra opción sino deglutirme esas hojas imaginando que el sabor del periódico es el de un delicioso manjar. De inicio aposté que los Cavaliers de Cleveland tendrían probabilidades de sucumbir en primera ronda ante los Pacers de Indiana, y aunque ciertamente batallaron, lograron su pase a la siguiente ronda. Posteriormente, estaba seguro que los Raptors de Toronto, en su mejor versión en cinco años y líder indiscutible de la conferencia del este, los despacharían en máximo seis encuentros. No podía estar más alejado de la realidad. Un LeBron James, inspirado, contundente, resiliente y poderoso, llevó al conjunto de Ohio a barrer la serie contra los canadienses y con ello posicionar a su equipo en la final del Este, con miras a lograr alcanzar su octava final consecutiva siendo su figura la protagonista principal. Observo a LeBron James en este momento como un autentico líder, donde sus compañeros están dispuestos a dejar todo en la cancha por él. Así es, se ha transformado finalmente en un Leónidas de la NBA. Kevin Love, J.R. Smith, Kyle Corver y compañía serán como guerreros espartanos que sacarán la mejor versión de ellos para enfrentar muy probablemente a los Celtics de Boston y después a los Warriors de Golden State. El “King” James continua labrando su legado como el mejor de todos los tiempos. Por su parte, los Raptors de Toronto, un conjunto que no supo comportarse a la altura, que se notaba nervioso, tal vez confiado y al cierre frustrado, se une con los Thunder de Olahoma, Timberwolves de Minnesota y Lakers de los Angeles, como las grandes decepciones de esta temporada.

En realidad no todos nuestros pronósticos han sido tan fallidos. Si bien en la Conferencia del Este esperábamos series que pudieran alargarse a siete juegos demasiado equilibradas, la verdad de las cosas es que los resultados nos han sorprendido. No solo el ya citado de los Cavs-Raptors, sino el respectivo de los Celtics de Boston, que a reserva de lo que ocurra el día de hoy, están liderando tres a uno en un escenario que albergara el Boston Garden donde se antoja que puedan liquidar a unos 76ers de Filadelfia que requieren un par de ajustes todavía para ser la potencia que ya se vislumbra. Ahora bien, en la Conferencia del Oeste las expectativas se han cumplido casi de forma cabal. Los Warriors de Golden State y los Rockets de Houston deben sobreponerse cuatro juegos a uno a los Pelicans de Nueva Orleans y el Jazz de Utah respectivamente (al momento de escribir el presente artículo aun no se ha llevado a cabo el quinto partido). No me queda la menor duda que la confrontación mas esperada de todo el año en la NBA será la que protagonizaran estos dos titanes y sin duda tendrá sabor a final adelantada. Sin embargo, sigo pensando que los Warriors son una escuadra superior, algo así como Thanos con todas las gemas del infinito del universo Marvel. No por nada, el cuadro titular conformado por Durant, Curry, Thompson, Green e Iguodala, ya es llamado como “el escuadrón de la muerte” o bien, ‘los cinco de Hamptons”. Todos pueden hacer daño de larga distancia, todos pueden penetrar al aro y excepto tal vez Curry, todos pueden ser muy eficientes en la defensa. Algo difícil de ver en otro equipo y sin duda un fenómeno sin precedentes. Los Rockets de Houston son una muy buena copia de los de la bahía (aunque no con la misma sincronización). Clint Capela, Trevor Ariza y en especial Chris Paul estan haciendo un extraordinario trabajo, y James Harden por espacios en imparable, pero en lo particular, prefiero lo original y no la “piratería”. ?Se repetirá por cuarta vez consecutiva la final Warriors-Cavaliers? Abundaremos.

Redacción Telered

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *