Blanca Navidad, de las promesas al olvido

By -

Por Félix Diéguez
Noticias Telered

NUEVO LAREDO.- Creada desde el mes de diciembre del 2004, la colonia Blanca Navidad totalmente irregular, tiene sin embargo una población que es visitada por candidatos de todos los partidos políticos, sin embargo a pesar de ello,  quienes ahí viven no reciben ningún beneficio de infraestructura.

No importa la temporada, puede ser de calor, frío, lluvia o tolvaneras, pero puntualmente todos los días poco antes del medio día, decenas de menores de edad y adolescentes, esperan bajo esas condiciones el transporte escolar que los habrá de llevar a escuelas muy alejadas de su colonia.

“Es cierto que la colonia es irregular, que todos fuimos defraudados, pero tampoco hemos recibido ningún apoyo en asesoría o de infraestructura de las autoridades, es el caso de la administración anterior, que se dedicó a hacer plazas por todas partes y aquí que tanto requerimos de una escuela ni siquiera volteo a vernos”, comentó Pablo Santiago García López, vecino de la Blanca Navidad.

Es por ello que durante la mañana de este caluroso viernes, a las orillas de lo que para ellos es su “cancha” de futbol, niños y niñas juegan bajos los ardientes rayos del sol, mientras llega el transporte escolar.

Sol, tierra, viento, todos ellos elementos de la naturaleza que estos niños han tenido que soportar diariamente desde que ingresan a la primaria, las mochilas esperan formadas a un lado del camino, -porque no se le puede llamar calle- la llegada del camión.

Después todavía habrán de recorrer cuando menos 15 kilómetros para llegar a su escuela, asoleados y sedientos llegaran a sus aulas a recibir la instrucción escolar, para después por la tarde realizaran el trayecto de regreso, a su colonia, donde los esperan las sombras de la noche,  sin luz pública, sin parques,  sin diversión alguna, solamente a esperar el nuevo día, para repetir la misma actividad del día anterior.

Que fácil resulta hablar, prometer, afirmar que se ayudará, para luego ya encumbrado se olviden de todo, dedicándose a realizar obras que en realidad a no traen beneficio palpable, como lo sería una escuela, un verdadero parque, un lugar donde los adultos puedan aprender, pero claro, pensar así es utopía, como pueden ser también los sueños de algunos políticos.

Loading…